Wednesday, September 23, 2009

¡Cómo nos equivocamos!

Esta historia es de los autores Rubén Schrott y Sergio Stasnoy sus ilustraciones son de Nora Hilb. Relata el que unos niños dentro de un salón de clases tenían que realizar un trabajo para su clase de ciencia. Este trabajo era acerca de que cosas se puede hacer con la basura. Ellos pensaban que este trabajo era un tanto aburrido y forman un desorden en el salón con los mismos materiales a utilizarse para el trabajo. En esos momentos llega su maestra con una visita al salón. Con esta visita la historia conecta otro cuento dentro del mismo relato, ya que esta visita va a la escuala para contarles a los niños un cuento sobre dos ciudades totalmente distintas llamadas: "Guardatodo" y la otra "Tiratodo". La historia continua haciendo énfasis en como vivían las personas de estas dos ciudades. En Tiratodo quemaban la basura, la tiraban al río y la seguían acumulando en las montañas de la ciudad y en Guardatodo pensaban qué podían hacer para obtener mas alimentos y resolver la escasez de árboles, entre otras. El relato continua su enfoque hacia la ciudad de Guardatodo y los miembros pertenecientes a a la misma hacen buen uso de las cosas que se consideran que no tienen ningún uso, clasificándolas en diferentes zafacones para reusarlas nuevamente.

El objetivo fundamental de esta historia es inquietar a los pequeños para que puedan crear conciencia sobre la contaminación ambiental, presentándole métodos para resolver esta situación e influir de alguna manera en el adulto. Propone abrir el conocimiento para aprender la importancia de proteger y ayudar a conservar la naturaleza, nuestra Tierra.


Actividades que pueden realizarse con este texto:

Entiendo que dentro del salón de clases se puede crear un ambiente de reciclaje. El educador puede utilizar su creatividad y crear un con los niños unos cubitos en forma de zafacón, rotularlos y en cada uno de ellos echar lo correspondiente al rótulo, ya sea papel, plástico, aluminio, vidrios, metal, o cartón. Esta actividad puede realizarse a nivel de la escuela con la colaboración de otros educadores y demás estudiantes. El maestro también puede utilizar los mismos materiales reciclables y crear marionetas, u otras cosas que el niño pueda crear con su imaginación, pero creándole conciencia al utilizar los materiales recolectados en clase o dentro del plantel escolar. Considero que esta actividad se puede llevar a una competencia y premiar a los estudiantes de acuerdo al invento u objeto creado con materiales reciclables. A su vez la escuela puede comunicarse con las oficinas de Obras Públicas y Ambiente para llevar una orientación al salón de clases.

No comments:

Post a Comment